<<<       Indice       >>>

Regreso al  Curso  de la Maxima Autorrealización
 


El Bhagavad-gita Tal Como Es

Por Su Divina Gracia
A.C. Bhaktivedanta Swami Prabhupada
Fundador-Acarya de la Sociedad Internacional para la Conciencia de Krsna
 

 

Capítulo Diez

 

La opulencia del Absoluto

 

Verso 33

 

aksaranam a-karo ‘smi

dvandvah samasikasya ca

aham evaksayah kalo

dhataham visvato-mukhah

 

aksaranam—de las letras; a-karah—la primera letra; asmi—Yo soy; dvandvah—la dual; samasikasya—de los compuestos; ca—y; aham—Yo soy; eva—ciertamente; aksayah—eterno; kalah—el tiempo; dhata—el creador; aham—Yo soy; visvatah-mukhah—Brahma.

 

TRADUCCIÓN

De las letras, Yo soy la A; y entre las palabras compuestas, Yo soy el compuesto dual. Yo soy, además, el tiempo inagotable, y de los creadores, Yo soy Brahma.

 

SIGNIFICADO

A-kara, la primera letra del alfabeto sánscrito, es el comienzo de la literatura védica. Sin a-kara no se puede pronunciar nada; por lo tanto, esa letra constituye el comienzo del sonido. En sánscrito hay además muchas palabras compuestas, de las cuales la palabra dual, como rama-krsna, se denomina dvandva. En esa palabra compuesta, las palabras rama y krsna tienen la misma forma, en virtud de lo cual el compuesto se denomina dual.

Entre todas las clases de aniquiladores, el tiempo es el aniquilador supremo, porque el tiempo lo mata todo. El tiempo es el representante de Krsna, ya que en el debido momento habrá un gran incendio y todo será aniquilado.

Entre las entidades vivientes que crean, Brahma, que tiene cuatro cabezas, es la principal. Por consiguiente, él es un representante del Señor Supremo, Krsna.

 

<<<       Indice       >>>

Buy Online Copyright © The Bhaktivedanta Book Trust International, Inc.
Su Divina Gracia A. C. Bhaktivedanta Swami Prabhupāda, Fundador/Ācārya de la Sociedad Internacional para la Conciencia de Krsna